Allyson Luna, la actual directora de Gestión y Promoción Cultural de Guayaquil

Desde el 26 de abril de 2022, Allyson Luna asumió el reto de estar al mando del departamento dedicado a la cultura en Guayaquil. Su gestión intentará marcar una nueva etapa, luego de las tensiones, con los artistas locales y la ciudadanía, que se han producido en el pasado.

Por Ana María Crespo/@laana_mary

En el Museo Municipal había una sala con los retratos de los presidentes que gobernaron el Ecuador desde que se constituyó como República hasta el gobierno de Rafael Correa. Exposición permanente que nadie se atrevió a mover y que se ubicó en ese sitio en el año 1999, pero que Allyson Luna, la actual directora de Gestión y Promoción Cultural decidió renovar con una de las muestras del Ecuador Photo Fest[1]. La que estuvo en el Museo Municipal fue una exposición sobre la ciudad bajo el lente de fotógrafos como Ricardo Bohórquez, Amaury Martínez y Vicente Gaibor , donde también se expuso material anónimo de archivo, recuperado en un mercado de pulgas en Bogotá.

Desde su llegada a la dirección, el 26 de abril de 2022, Luna ha impulsado una agenda de actividades para traer a la gente de vuelta al Museo Municipal. Una de ellas fue la exposición sobre Star Wars, en alianza con coleccionistas y fanáticos, que tuvo como propósito convocar a un público juvenil y adulto interesado en la cultura pop. “Hemos ido abriendo espacios para que la ciudadanía sepa que tenemos estos lugares que son gratuitos y que pueden darles acceso a espectáculos, exposiciones y otro tipo de actividades artísticas”, dijo Luna en una entrevista para el Observatorio.

A Allyson Luna le apasiona la comunicación y el servicio a la comunidad; ella se describe como una persona empática con experiencia previa en el trabajo en sectores vulnerables. Su trayectoria profesional inició en el ámbito de las relaciones públicas, ha sido asesora de comunicación y relacionista pública de políticos, también ha trabajado como asesora en la Asamblea Nacional y la Contraloría del Estado. A la dignidad de directora llegó por pedido de la Alcaldesa Cynthia Viteri, pero no de forma directa, dice Luna. La alcaldesa le solicitó una asesoría que brindó para el desarrollo de informes de pertinencia que eran requeridos para levantar proyectos de gran magnitud para la ciudad. Este fue su arranque.

Una dirección que tiene su propia historia

Antes de la llegada de Luna a la dirección de cultura hubo una serie de cambios que contrastaron con las casi tres décadas que Melvin Hoyos[2] ocupó el cargo. Entre Luna y Hoyos estuvieron la artista plástica Hellen Constante (2021-2022), David Harutyunyan (su rol fue de transición) y María José Félix (2020-2021), Félix salió de la dirección debido a la denuncia de escritoras (es) cuyas frases se usaron para el proyecto “Letras vivas”; el presupuesto ascendía a $ 389.350, pero no se consideró el pago a los autoras (es).

En cuanto a la gestión de espacios, la dirección de cultura no maneja todos los lugares dedicados al arte y la cultura a cargo del Municipio de Guayaquil. Hay una unidad exclusiva para administrar el patrimonio y otra, para la Orquesta Filarmónica.  Desde 2022, el historiador y arquitecto, Melvin Hoyos ocupa la dirección de patrimonio, que tiene dentro de sus competencias la gestión de la Biblioteca Pública Municipal, el manejo de archivo y la salvaguarda de los espacios patrimoniales de Guayaquil. Mientras que David Harutyunyan está a la cabeza de la Orquesta Filarmónica Municipal, y sus escuelas musicales.

Entonces, ¿qué lugares están bajo el control de Allyson Luna? La Dirección de Cultura está a cargo del Museo Municipal, el Museo Popular de la Música –esto incluye el coro de niños dirigidos por Beatriz Gil, el coro de adultos que maneja Astrid Achi y el centro de formación en el museo de la música–, la Plaza Guayarte y la Torre Morisca, la cual alberga uno de los relojes públicos de la ciudad .

¿Hay una hoja de ruta para esta nueva administración?

“Estamos ampliando la promoción y la gestión”, dice Allyson Luna a propósito de las motivaciones detrás de su labor como directora. Pero además de estos espacios que señalamos en el apartado anterior y los eventos con los que la nueva directora planea reactivarlos ¿existe un proyecto estructurado para fomentar el consumo y el acceso de los ciudadanos al arte?  La respuesta de Luna ha sido negativa. Lleva poco tiempo en funciones, así que sobre la marcha tendrá que ir diseñando, pensando, creando su plan de trabajo.

Entrevista a Allyson Luna para Cultura en Renglones, del Observatorio.

Aquí Luna apunta algo importa en relación a la política que sostendrá desde su dirección, la que ella define como una administración de puertas abiertas, aunque “sin muchos recursos”. “No se necesita solo el dinero, por ejemplo, podemos colaborar con el espacio, personal, sonido, etc”, aquí la cuestión es transparentar los procesos y definir un mecanismo de recepción y valoración de propuestas para que esta voluntad por apoyar a los artistas locales no se limite a un grupo reducido.

En relación al presupuesto de cultura, para el año 2020 el valor fue de USD 7 millones, una cifra superior a los USD 3 millones que se asignaban durante la alcaldía de Jaime Nebot. Para el año en curso, Allyson Luna no ha precisado cuál es el monto aprobado. Sin embargo, el Observatorio de Contratación Pública (junio 2021), puede ayudarnos a tener una idea global de cuánto ha invertido el Municipio de Guayaquil en la partida de obra artística, científica o literaria, de enero 2013 a marzo de 2021. Según esta entidad, el Municipio ha gastado USD 34,26 millones. Un total de USD 4,6 millones correspondientes a este monto fueron invertiros en la Plaza Guayarte y se ejecutaron durante la alcaldía de Nebot, lo cual represento el gasto más importante para la ciudad en este corte temporal antes mencionado.

En lo que respecta a  la agenda en curso del mes de julio  esta se concentra en presentaciones musicales como la que dará Héctor Napolitano en Guayarte el 22 de julio; exposiciones de arte, con el salón de julio que se inaugurará en la misma fecha, el cual se reconoce como un proyecto insigne, lo que no implica que no existan voces que sean críticas a este concurso que va por su edición número 61; una convención de anime (23 a 24 de julio); el desfile por el día de la guayabera (21 de julio); ferias y un ciclo de conferencias sobre “arte actual” (18 al 21 de julio), entre otras actividades de similar tónica.

La Agenda 21 de la Cultura

Esta falta de planificación en materia de arte y cultura resquebraja el compromiso que el gobierno autónomo descentralizado de Guayaquil adquirió al firmar, en 2020, la adhesión a la Agenda 21 de la Cultura. La Agenda 21 se estructura alrededor de los siguientes ejes: cultura y derechos humanos; cultura y gobernanza; cultura, sostenibilidad y territorio; cultura e inclusión social; cultura y economía. En ese documento las autoridades locales se comprometen a trabajar por el crecimiento cultural de la ciudad y situar a la cultura como “un ámbito clave” en el diseño e implementación de políticas públicas.

Esto se podría evidenciar en acciones concretas como, por ejemplo: ampliar el acceso de los artistas a los espacios públicos para que estos se transformen en espacios culturales, algo que en Guayaquil será siempre un tema que se debate entre el uso decorativo de elementos escultóricos/obras visuales sobre baldosas[3] y la dificultad para que artistas independientes tengan permisos para el uso del espacio público. Otro de los elementos que la Agenda 21 incentiva es la participación de los ciudadanos en la vida cultural como algo que constituye su ciudadanía. Además, habría que reconocer la dimensión de la cultura como un eje para el desarrollo de la ciudad.

Sin embargo, sin un plan a mediano ni largo plazo para incentivar al sector cultural y favorecer las condiciones laborales de sus trabajadores, la Dirección de Cultura se arriesga a replicar la lógica de otras administraciones: hacer de la cultura un escenario para el espectáculo y no una pieza clave para el desarrollo social, económico de la ciudad.

Allyson Luna le comenta al Observatorio cuáles son sus expectativas como directora de Gestión y Promoción Cultural de Guayaquil.

“Queremos cambiarle el concepto al ciudadano de que ir al museo es aburrido o no tiene importancia. Queremos acercar el arte y la cultura al ciudadano guayaquileño”, comenta Luna. Desde la dirección tiene algunos retos a futuro, y al mismo tiempo, la oportunidad de ampliar la oferta artística de la ciudad. Ampliar quiere decir no solo ceñirse a producir eventos, sino a pensar en procesos que impliquen a la comunidad desde sus propios territorios porque la cultura no es, solamente, eso que pasa dentro de las instituciones que la administración municipal reconoce como culturales. Desde el Observatorio seguiremos de cerca las propuestas que esta nueva directora propondrá, esperamos, con el objetivo de que el sector cultural se establezca como uno de los pilares de crecimiento para la ciudad, y que abone a la reparación del tejido social.

Notas al pie


[1] Este evento tuvo varios lugares como sede, entre ellos: el Museo Nahim Isaías, el MAAC, la Biblioteca de la Universidad de las Artes y la Pinacoteca de la Casa de la Cultura del Guayas.

[2] Melvin Hoyos fue posesionado en el cargo en el año 1992 por León Febres Cordero.

[3] En la entrevista con Allyson Luna nos informó que estas iniciativas, como “las alas” que observamos en algunos espacios públicos de la ciudad (Calle Panamá, Guayarte y la Plaza San Francisco) son un proyecto de la Fundación Siglo XII. Cabe mencionar que esta organización privada sin fines de lucro fue creada por Municipio de Guayaquil para “ejecutar proyectos de regeneración urbana”.

 

 

1 comentario en “Allyson Luna, la actual directora de Gestión y Promoción Cultural de Guayaquil”

  1. Hola…soy Jaime Mendoza…Guayaquileño….tengo escrito 2 libros ….deseo conversar con el departamento de cultura para iniciar la publicación de mis libros. …..mi fono es 0988701144
    Deseo conversar con ustedes….
    Atentamente: Jaime Mendoza 0907086029….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.