En Cuenca, las universidades impulsan la gestión cultural

La gestión cultural tiene de aliada a la academia y, en Cuenca, este trabajo se puede sentir en lo que ocurre en cuatro de sus universidades con departamentos culturales.

Por Diana Quinde*

Cuenca es la tercera ciudad del Ecuador, urbe que a lo largo de su historia ha acumulado notables apelativos alusivos a su acervo artístico y cultural. Esta ciudad de cuatro ríos tiene hoy más que nunca el desafío de recuperar, mantener, reforzar y crear procesos interdisciplinarios para volver a brillar como pionera en procesos y manifestaciones artísticas. Sin embargo, las secuelas del COVID-19 suponen un reto en la reconfiguración de las dinámicas de oferta y demanda cultural en la ciudad. En ese sentido, las universidades juegan un rol fundamental que en este artículo será explorado mediante una serie de entrevistas a cuatro autoridades universitarias de instituciones emblemáticas de la ciudad.

A partir de ello, se realizará un escaneo de las propuestas de estas cuatro universidades rectoras y responsables de la formación de la juventud. Así también, se analizará a los entes académicos, quienes diseñan planes y proyectos a través de sus departamentos culturales. El objetivo es entender el funcionamiento, la oferta y las actividades culturales que se ejecutan para determinar la forma en que contribuyen al fortalecimiento de la cultura desde la academia.

La Universidad de Cuenca y su rol en la gestión cultural

Desde marzo de 2021, Ximena Peñaherrera es la directora de cultura de la Universidad de Cuenca y quien ha atendido la demanda de los públicos internos y externos. Con su trabajo ha revitalizado el Museo universitario “Casa de Arte” como espacio de producción y de recepción de propuestas, y, el Teatro Carlos Cueva Tamariz.

A raíz de la pandemia, las actividades de la universidad se trasladaron a la virtualidad, pero de a poco la producción artística, las conferencias, conciertos, y  eventos ha regresado a la presencialidad. La agenda mensual incluye varios espacios para los actores y gestores culturales externos, pues el apoyo a la difusión de la diversidad artística es una preocupación de las autoridades. Casa adentro, también apoyan su producción propia a través de la Facultad de Artes, la cual oferta carreras en sus escuelas de Artes Escénicas, Artes Visuales, Artes Musicales, Diseño Gráfico y de Interiores, la Escuela de Cine, y escuelas afines a las humanidades.

Acerca de la oferta cultura, Ximena dice que esta institución tiene una política que apuesta por la diversidad, que respeta el libre pensamiento y la creación. Según ella, las obras que se producen desde la Dirección de Cultura de la Universidad de Cuenca corresponden al 60 % de lo ofertado, mientras que el 40 % proviene de artistas y gestores externos.

Teratología Sinfónica Coral del Rock. Fuente: cortesía de la Universidad de Cuenca.

En cuanto al fomento, la universidad ofrece fondos concursables para estudiantes de o egresados (as) de los últimos tres años de la facultad de artes o carreras afines a las artes. El año pasado en su segunda convocatoria hubo cuatro proyectos ganadores de USD 2,000 cada uno. A su vez apoyan, ya sea en la producción o preproducción, con montos económicos pequeños y con publicidad.

La producción cultural y artística procede de tres vertientes propias de la universidad: Folk Cuenca, danza y música folklórica; coro Polifónico UCuenca y Orquesta Sinfónica de la Universidad de Cuenca.

A continuación, se presenta información de interés sobre los horarios, actividades y el rango etario del público que asiste a las actividades de la Universidad de Cuenca:

Directora de Gestión Cultural Edad del público Horarios Actividades
Ximena Peñaherrera- Universidad de Cuenca 15 a 50 años 09h00 a 13h00 y de 14h00 a 18h00 de lunes a viernes. Los fines de semana tienen actividades esporádicas Talleres de pintura, fotografía, instrumentos andinos, danza, fotografía para niñas, niños y jóvenes en periodos vacacionales, se acompaña con educación no formal en estas áreas.

La Universidad de Azuay trabaja por fortalecer la oferta cultural

Anna Tripaldi es la primera directora de la nueva propuesta académica cultural de la Universidad De Azuay (UDA), ella comenta que este espacio funcionaba de manera básica, y que hace siete años se construyó un plan de cultura para empezar prácticamente desde cero.  Parte de las acciones del plan, incluyeron transformar la compañía de danza, mejorar las condiciones laborales de los profesores, y hacer nuevas contrataciones. Así, se consolidaron el Coro Polifónico Blue Beats, la Compañía de Danza, el Sistema de Clubes UDA, todos conformados por docentes y estudiantes.

La UDA no cuenta con una escuela de danza ni canto ni música ni de antropología. En su lugar, su oferta académica tiene una fuerte orientación a la formación humanística que incluye en la ecuación a las artes. Partiendo de esta idea, lo que a la universidad le interesa, no es formar profesionales en las artes, sino que los estudiantes interesados se incluyan en proyectos y estos a su vez se conviertan en vectores de difusión de las artes.

En ese sentido, el principal objetivo es visibilizar el trabajo artístico y abonar a la captación de públicos que es un gran problema en Cuenca.  De ahí que la universidad destine un rubro alto para mantener vivos a estos grupos. En cuanto a los grupos de las compañías, estos son programas para los estudiantes donde se recibe formación permanente, inclusive si ya se graduaron. En la compañía de danza, por ejemplo, hay bailarinas que permanecen porque tienen sus propias escuelas y utilizan como un espacio formativo las clases de danza que les ofrece la UDA.

En esta universidad no hay evento que no incluya una presentación de arte, siempre habrá un músico, unos clowns, un sketch de teatro, una coreografía.  Y cuando se requiere, la universidad suele contratar artistas externos para suplir esta demanda. Es importante comentar que la UDA no compite con los artistas independientes en eventos y actividades de la empresa privada, pues esta universidad colabora solo con fundaciones o instituciones sin fines de lucro de cualquier tipo.

Presentación coral. Fuente: Cortesía de la Universidad de Azuay.

En relación a la oferta cultural de la UDA se pretendió generar presentaciones para la tercera edad y no hubo buena respuesta.  La oferta cultural se concentra entre semana, en especial los días jueves y viernes; los fines de semana no hay oferta de actividades artísticas ni culturales.

Gestionar la cultura, algo que es prioridad en la Universidad Católica de Cuenca

Con Monserrath Tello, responsable del área de cultura de la Universidad Católica de Cuenca, inició en abril de 2021 este departamento. En el pasado hubo actividades pequeñas para estudiantes, y una sección dedicada a la vinculación que desarrollaba proyectos de cultura e interculturalidad.

Con la nueva propuesta se ha estructurado esta jefatura para generar políticas culturales, además de un planteamiento, a mediano y largo plazo, que no sea únicamente de actividades esporádicas. Por lo tanto, se propone un plan para cinco años con oferta y vida cultural hacia el interior y afuera de la institución, alineado a la investigación, formación cultural y servicios culturales. El departamento trabaja con cuatro ejes: creatividad, conocimiento, memoria y diversidad.

Para Monserrath Tello “…la universidad tiene que volcarse también a transformar realidades sociales, pues el plan de la universidad está vinculado a dar soluciones a las necesidades culturales…”.  Por esto, la misión de esta jefatura es promover la cultura, desarrollarla y generar procesos transversales a todas las áreas de la Universidad Católica de Cuenca. Así mismo, se ha vinculado, a través de proyectos artísticos o culturales, la divulgación de contenido científico con investigaciones de mediano y largo plazo. Por ejemplo, se han realizado exposiciones fotográficas de microbiología y una exposición de video maping usando información sobre materiales pétreos del Centro Histórico,  investigación que tomó tres años.

Actualmente, se lleva a cabo la fase de preproducción de una muestra a cerca de insectos polinizadores del Cajas, una investigación de varios años con ingenieros ambientales y biólogos, científicos. Este es un esfuerzo en conjunto por la divulgación científica y a su vez, una propuesta pedagógica y educativa.

Hablando del fomento, este departamento de cultura tiene una política de auspicios y soporte para la creación de actividades. De este modo, han patrocinado actividades relevantes a través de los apoyos universitarios y los canjes que realizan para sus públicos internos, los cuales consisten en talleres para estudiantes o docentes.

Por otro lado, esta jefatura tiene un componente editorial que promueve material impreso de contenido cultural, producción de libros, cuentos, poesía, de carácter divulgativo, lo cual significa un apoyo interno y externo a sus públicos. Al respecto, han elaborado publicaciones para la primera infancia, en inglés, español y quichua, ya que se impulsa la participación de los estudiantes de la carrera de educación en la medicación lectora.

Acerca de los horarios de oferta cultural, estos están condicionados por los públicos. Hay dos o tres actividades al mes enfocadas en la reflexión académica, desde donde se analizan las políticas culturales, en relación con la cultura casa adentro, sobre la economía de la cultura, la educación y su vínculo con la salud y el bienestar.

Entre las actividades en marcha está un proyecto dedicado a mujeres investigadoras contemporáneas, cuyos retratos serán elaborados por un ilustrador y los textos editados por escritoras de literatura infantil. Así también está en desarrollo un catálogo de insectos que vendrá acompañado con una publicación para niños. Y también otra publicación sobre memoria visual de la provincia del Cañar adaptada a lenguaje infantil.

Por otro lado, se llevan a cabo actividades fuera de la universidad, con el objetivo de buscar la participación familiar y de estudiantes. En la gestión de públicos se trabaja mucho en la difusión en redes sociales, menciones radiales, entrevistas en medios y vocerías.

La apuesta cultural de la Universidad Politécnica Salesiana

En la Universidad Politécnica Salesiana (UPS), Germán Narváez es el director de Cultura. Su propuesta cultural-artística se enfoca principalmente en hacer partícipes a los estudiantes y docentes, a través de la captación de integrantes para sus grupos artísticos.

Hoy por hoy, gestionan el coro la Rondalla, un nuevo proyecto conformado por un grupo de cuerdas, percusión y coro dedicado a la música tradicional de diferentes países. Además, un grupo de música moderna y un cuerpo de danza folklórica. Para ser parte de estos grupos se hacen convocatorias y castings a los estudiantes al inicio de cada ciclo.

Acerca de cómo se sustentan estos espacios de creación y por qué resultan atractivos para la comunidad estudiantil, Germán dice que “…los chicos vienen debido al ambiente, la universidad les da todo, se paga todos los gastos, hay un rubro que la universidad da a cada grupo…”. En respuesta a este apoyo, la UPS ha generado un compromiso con los grupos artísticos, de modo que cuando hay una actividad extracurricular o administrativa se complementa con una presentación de los artistas estudiantiles. Así también, los grupos realizan actividades bajo el pedido de organizaciones externas, lo que, según Germán, ayuda a enriquecer la cultura de la ciudad y reforzar la relación de la universidad con la comunidad.

Una de las actividades institucionalizadas son los viernes culturales que se celebran la última semana de cada mes. Esta cita incluye a los grupos artísticos de la universidad, así como la participación de grupos externos, que solicitan un espacio y pasan un proceso de selección. Para Germán, esto es enriquecedor dado que, de esta manera, se genera un intercambio de conocimientos entre todas y todos los artistas.

Una de las características que distinguen a la UPS es que desarrollan de campañas de difusión para captar nuevos públicos. En ese sentido, reciben apoyo desde el Departamento de Comunicación, quien gestiona campañas en redes sociales y visitas de medios. Además, todos estos eventos son transmitidos por Facebook live.

Alguna de las actividades que ya tienen su reconocimiento son “El Festival Santa Cecilia” que se celebra en el mes de noviembre y consiste en un concurso en el que los participantes demuestran su talento a través de la voz. La UPS incluye a las infancias en su programación con su festival de villancicos; en estas citas el departamento de cultura de la universidad apoya con la logística.

Cabe mencionar que a pesar de que esta institución no oferta carreras artísticas, administra El Museo Abya Yala, el cual fue creado por la UPS. El museo es un espacio de fomento cultural-etnográfico que busca difundir nuestras riquezas de nacionalidades y pueblos indígenas a través de una colección de piezas de la costa, la sierra y la amazonía; además el museo presenta un área arqueológica, etnográfica y ambiental.

Germán concluye advirtiendo que la cultura es parte fundamental para el ser humano y que con las actividades artísticas los jóvenes se sienten parte de la universidad, y demuestran su talento.

Finalmente, nos hemos acercado a estas cuatro visiones para entender el rol de la academia en la gestión cultural en Cuenca. Así se evidencia que la universidad no es solo su infraestructura, sino un lugar de “habitabilidad que propicia la actividad intelectual, argumentativa y cuestionadora”  (Santiago Niño Morales, 2010).

Por otro lado, las dinámicas de producción y circulación de arte y cultura dependen en gran medida de la gestión que nace desde estos sitios de formación e intercambio de saberes, aun cuando no existe una oferta académica dirigida exclusivamente a las artes. Sin embargo, siguiendo lo propuesto por Niño Morales, el arte y la cultura están ligados a los procesos educativos, lo cual lo hemos constatado al conocer los grupos artísticos que son semilleros para la práctica artística, puntos de convergencia entre las artes y la ciencia, las artes y otras disciplinas que son parte de la oferta académica de estas universidades. Luego de este recorrido tenemos claro que para las universidades representa un reto impulsar el crecimiento de sus ciudades y el fortalecimiento de las expresiones culturales mediante sus departamentos culturales.

*Diana Quinde (1976). Comunicadora y gestora cultural.

*Este artículo se produjo en colaboración con la redacción de Cultura en Renglones.

*Las opiniones presentadas aquí son de exclusiva resposabilidad de su autora y no representan la postura del Observatorio.

1 comentario en “En Cuenca, las universidades impulsan la gestión cultural”

  1. El Teatro Carlos Cueva Tamariz no tiene políticas para un desarrollo de las artes escénicas, es un teatro extremadamente costoso, incluso contando con el auspicio de la universidad sigue siendo poco accesible. Lastimosamente en Cuenca los Teatros grandes no tiene políticas para un verdadero desarrollo, los artistas escénicos se fajan día a día en espacios pequeños. Cada día se vuelven más inalcanzables. Suena muy lindo e ideal todo lo que dices Diana, y no niego la gran labor que hoy en día veo generada por varios gestores, pero todavía se trabaja en Cuenca con condiciones muy precarias. En México (que es mi referente más cercano) los teatros ofrecen -mediante convocatoria- no solamente el espacio sino un financiamiento para solventar la puesta en escena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.