El 28% de las salas de teatro de Quito tiene presentaciones

Por Oscar Maldonado.

ballerinas, dance, ballet

La pandemia del Covid-19 ha afectado severamente al quehacer artístico y performático ecuatoriano al forzar el cierre parcial o definitivo de varias salas de teatro en la capital el país. Según un reporte publicado recientemente por diario El Comercio, a pesar de que no existen datos oficiales del número de salas de teatro en existencia, en el 2019 el medio pudo identificar 32 salas independientes dedicadas a las artes escénicas. De la investigación del diario se desprende que actualmente, de ese total, 19 espacios están cerrados temporalmente, 4 han cerrado definitivamente mientras que 9 se mantienen abiertos.

A pesar de que la investigación del periódico se circunscribe a Quito, la situación de los espacios dedicados a las artes escénicas en todo el país es muy delicada por cierres forzados ante la falta de público y la falta de ingresos para mantener funciones y cubrir gastos, así como la pérdida de relaciones profesionales y la dificultad de ensayar obras o conceptualizar nuevas producciones. 

Según la Encuesta de Condiciones Laborales de Trabajadores de la Cultura llevada a cabo por el Observatorio de Políticas y Economía de la Cultura, un 26% de los 2.508 encuestados contaron trabajar de una u otra manera en las artes vivas y escénicas. La falta de contacto y relación en este tipo de trabajo artístico es particularmente crítico, pues según los resultados de la encuesta, un 25,94 de los encuestados afirma que el autoaprendizaje es la principal modalidad bajo la que desarrollan su arte.

es_ESSpanish